domingo, 25 de noviembre de 2012

Gaultier... ¡Qué viva España!

y ¡olé!...

Así es como nos recibe Jean Paul Gaultier, el enfant terrible de la moda, en las escaleras de la Fundación Mapfre de Madrid. Y lo hace en una exposición bajo el título "Elegancia y Transgresión", quizá la forma más acertada de describir este encierro dentro del arte de este parisino de extrarradio enamorado hasta las trancas de nuestro país y que es un torrente de creatividad y emoción.




Por empezar por algún sitio, os diremos que pocas veces hemos encontrado una forma tan original de dar al público la bienvenida como la de esta exposición... Es el propio Gaultier, en vídeo y proyectado en un maniquí con sus formas, quien te resume lo que estás a punto de ver, disfrutar y admirar. Maniquíes que toman vida, te vigilan e, incluso, te cantan un aria...


video



Como nos explicaron en la Fundación Mapfre, Gaultier es una transgresión constante que une mundos opuestos, antagónicos y dispares. Lo culto con lo vulgar, lo humilde y pobre con lo lujoso y esnob, el buen gusto con lo chirriante, lo étnico y más particular con lo más universal y la ciencia ficción, la gran ciudad con la selva, lo hiperfemenino con lo hipermasculino, lo andrógino con lo sexuado. Y nosotras añadimos, sin equivocarse nunca.





La visita por los pasillos a oscuras de esta muestra nos permiten ver muy de cerca lo que hay más allá de unsimple vestido: la creatividad inmensa e ilimitada, la perfecta confección, y una explosión de ingenio y locura a partes iguales que se esconden en la cabeza y las manos de Gaultier.






Te podrá gustar o no. Podrá extrañarte que alguien pueda vestirse con una de las obras firmadas por Gaultier en su día a día o para un evento más especial. Pero lo cierto es que no deja indiferente. Y así es como debe hacernos reaccionar el arte, ¿o no?





Los que esteis por Madrid o los que vayáis a estar por la capital en los próximos días, y sólo hasta el 6 de enero, no debéis olvidar apuntar en vuestras agendas esta cita con la moda más transgresora, la de Jean Paul Gaultier. Además, dato importante, la entrada es gratuita. Y también podréis recordar la cantidad de imágenes que ya forman parte de la historia de la moda e, incluso, del cine. ¿Recordáis "Kika" o "El Quinto Elemento"? Y (¡Cómo no!) los corsés de Madonna... Todo ello junto, pero no revuelto...



No hay comentarios:

Publicar un comentario